Música: Ney Matogrosso, Presentación de "Atento aos Sinais" Ao Vivo

Ney Matogrosso Foto: Edy RodríguezNEY MATOGROSSO, presentación de "Atento aos Sinais" ao vivo

Teatro Coliseo, Buenos Aires 16-05-2015

 

Ayer- La previa

En Diciembre de 1978 por esas vueltas de la vida y el camino me encontraba en Rio de Janeiro en casa de unos amigos, un casal entre Ivy Francis, una modelo carioca mixturada con una sacerdortisa yoga, en pareja con Emilio, un porteño que llevaba ya varios años morando no Brasil. Una tarde la pareja me invita para ir juntos a ver un show ao vivo: Ney Matogrosso en el Canecao.  Fue la primera vez en mi vida que veía un show de este enorme artista brasileño. Por aquellos días estaba presentando su disco "Feitico" incluyendo temas de "Bandido" (tema de Rita Lee que popularizó Matogrosso), su primer gran disco solista luego de la experiencia con "Secos & Molhados". Encima el show fue en un lugar hermoso, el anfiteatro en el morro da Urca, al que se llega en teleférico, con la Bahía da Guanabara a un costado, y a mitad de camino del Pao do Azucar. El show fue impresionante, recuerdo que cambió de vestuario tres veces... arriba del escenario, con strip-tease incluido y con una banda de jóvenes músicos excelentes; era la época de pelos largos, resabios del hippismo por toda Latinoamérica. Hacía tan solo tres años que se había lanzado como solista.

Fue un show que me impactó hasta el día de hoy.

 

Ney Matogrosso y su banda en pleno Foto: Edy RodríguezHoy- "Como si fuera esta noche la última vez"

Como para mantener su fama y reputación vigente, el de anoche en el Coliseo fue un alucinante show de Ney Matogrosso. 

Nuevamente en Bs.As. luego de 14 años de ausencia por estas tierras, acompañado de su banda, como de costumbre con un excelente seleccionado de muy buenos músicos brasileños y presentando en vivo su último registro discográfico, del año pasado "Atento aos Sinais", donde versiona a autores como Arnaldo Antunes, Lenine y Vitor Ramil, entre otros.

A sala llena, no cabía un alfiler, el interés que despierta en cada presentación Ney Matogrosso es sorprendente.  Es un artista fuera de lo común, no solo en el plano musical, sino en el despliegue visual que genera sobre el escenario; juega con su sexualidad, se divierte con la sensualidad a flor de piel ("No estaba preocupado en parecer hombre o mujer. Quería parecer una figura loca o lo que cada persona quisiera", declara).

 

 "Atento a las señales"

"Atento aos Sinais" del 2014, es un CD con 17 temas grabados en vivo, muchos de los cuales recreó esta noche más alguna que otra perlita como el temazo de Caetano Veloso "Two Naira Fifty Kobo", el cual tuvo una introducción instrumental casi psicodélica de la banda mientras Matogrosso se cambiaba de vestuario muy sensualmente en el centro del escenario, y como jugando al Ying Yang, cambió todo su atuendo negro por el blanco y los brillos a mitad del show (en realidad fueron distintas tonalidades de grises).

Otra joyita fue el samba que dejó para el final, ya que en su show como buen brasileño no podía faltar un samba y coreado por toda la audiencia.

Ney Matogrosso un divoEl concierto arrancó con "Rua da Passagem" el tema que abre justamente el CD, con Matogrosso sentado en una suerte de trono hiperiluminado en el centro de la escena y con un atuendo digno de un mirlo o cuervo, vaya uno a saber, de riguroso negro azabache con plumas negras por sobre sus hombros y torso, cabeza cubierta con pañuelo negro, ojos pintados y un sinfín de anillos, pulseras y brazaletes, cinto de tachas metálicas y pantalón de cuero negro al igual que sus botas enormes con tacón. 

Divo, showman por donde se lo mire, con un glamour y un garbo destacable; sensual, desparramando su sex-appeal  por doquier, disfrutando de su show, sonriendo, gozando.

Y conocedor de lo que su música, su cuerpo y su sensualidad despiertan en la platea, tanto femenina como masculina.

Luego del aluvión poderoso de los primeros temas, se pasó a un segmento con temas más intimistas, lentos, por caso "Noite Torta": "Sob a janela do quarto, a cama dorme vazia, encaro nosso retrato, sorrindo sobre o criado, no meio da noite fría", musicalmente el clima que crea es de "lounge", sensual, más aún acentuado por una trompeta con sordina.

Del mismo tono íntimo le sigue "A Ilusao da Casa". Temazo. Una balada que reza "As imagens descem como folhas no chao da sala. Folhas que o luar acende. Folhas que o vento espalha. Eu plantado no alto em mim. Contemplo a ilusao da casa. As imagens descem como folhas enquanto falo. Eu sei. O tempo é meu lugar. O tempo é mina casa. A casa é onde quero estar. Eu sei". En este tema en particular despliega buena parte de sus kilates interpretativos. Excelente performance.

El escenario montado con un equipo de luces realmente considerable, imponente y como fondo, pantallas de video divididas y separadas como si fueran 4 cortinas que cuelgan del techo al piso donde presentó en varios pasajes del concierto "visuales" con imágenes de tribus africanas danzando, y otras del Amazonas con familias de nativos disfrutando del rio, o en otros temas, fotos suyas de sus años anteriores.

Cabe mencionar que Ney de Sousa Pereira (adoptó el apellido de su estado natal Mato Grosso do Sul) tiene ya 74 años, y desde 1971 dedicándose a la música. Se mantiene en forma pese al tiempo transcurrido en que ha hecho de todo en la vida antes de dedicarse de lleno a la música, con la que celebra ya sus 40 años de trayectoria. Disco con Astor Piazzolla incluido (1975).

La banda que lo acompaña en esta visita la conforman el director de la misma, Alexandre "Sacha" Amback en teclados; Felipe Gonçalves en percusión; Marcos Costa también en percusión y batería; Marcelo Vieira "Dunga" en bajo; Mauricio Negao en guitarra, y una sección de vientos con Everson Moraes en trombón y Aquiles Moraes en trompeta. Interesante formación. Músicos que desempeñaron una actuación brillante con un sonido formidable.

"Mi carrera comenzó cuando cumplí 31 años, fue en ese momento en el que me transformé en artista. Hasta entonces había vivido como artesano, al margen de la sociedad. Tuve muchas experiencias y diría que son ellas las que hacen que la vida tenga sentido. Los errores no cuentan, no son parte. Mi música tiene sentido y mi último trabajo denota estar atento a esas señales que recibimos", había declarado con anterioridad.

 

Todo se tiñe de rojo para presentar "Incendio": "Fogo, fogo, fogo, agua. Incendio nas ruas, bomba bomba, bomba, praca. Vielas, ratos, figuras, nuas. Plástico, jornal, rajada". Seguido de "Roendo as unhas": "Meu samba nao se importa que eu esteja numa. De andar roendo as unhas pela madrugada."

 

Matogrosso es uno de los más importantes intérpretes de la música popular brasileña (MPB), no cabe dudas, desde aquellos primeros días en los tempranos 70's con su grupo "Secos & Mojados"; época en que las dictaduras militares (su padre era militar) asolaban Latinoamérica hasta estos días de gloria. El ayer y el hoy, todo está ahí.

Siguieron temas de "Atento a las señales" como "Vida Louca Vida", y un reggae "Beije-me". El despliegue escénico y visual sobre las tablas de Matogrosso es de un poder imantador. Si bien los temas no son rock ("Pronomes" juguetea si con el rock), gozan de ese encanto típico de la música popular brasileña; están impregnados de cierto perfume tropical, que lo hacen único.  

Los arreglos de la sección de bronces (trompeta y trombón) son más que acertados y realzan los temas tanto, como la sección percusión, ingredientes fundamentales en toda la música brasilera.  

 

El ritmo del samba marcó el fin de la fiesta en el Teatro Coliseo Foto: Edy RodríguezEl Coliseo terminó en una gran fiesta

A todo esto, y a medida que se acercaba el final del show la gente comenzó a dar muestras de su idolatría por Matogrosso, a levantarse de las butacas, bailar y acompañar la música del artista y su banda y aproximarse al escenario, para tenderle las manos, tocar al divo, alcanzarle flores y fotografiarlo o filmarlo. Fue así que llegó un samba coreado por todos y luego de la despedida del escenario tras agradecer al público retornaron para hacer los bises de rigor.

"Yo no pretendo tener una carrera formal... sigo mi intuición. Lo que una voz interior me dice. Yo digo lo que la música me dice. Por eso estoy atento a las señales."

 

Ney Matogrosso, en cuerpo y alma. Un grande. De ayer, de hoy. De siempre.


German Engineering Jobs
Write a comment ...
Post comment
Cancel