Tendencias: Estudiar en Buenos Aires

Estudiantes internacionales en una universidad porteñaPor el cambio, la oferta académica y la vida social, crece el turismo educativo en la Ciudad

El tipo de cambio y los precios, sumado a la variada oferta académica, la notable riqueza cultural y la fluida vida social y nocturna convierten a la Ciudad de Buenos Aires en un destino atractivo para los estudiantes extranjeros, que cada vez son más los que vienen a estas latitudes a cursar una carrera universitaria. Se trata de una tendencia que se consolida con un crecimiento de un 10 por ciento cada año y se da tanto en las facultades públicas como privadas, según fuentes del Gobierno porteño y del sector.

Las cifras pueden variar de acuerdo a la fuente ya que no hay números precisos, pero se
estima que al menos 17 mil extranjeros estudian en Buenos Aires. Según un informe desarrollado por el Ministerio de Desarrollo Económico porteño durante 2012 fue esa la cantidad de estudiantes internacionales que arribaron para formarse en estudios de grado y posgrado en universidades e institutos universitarios de la Capital Federal, tanto públicos como privados, aunque especialmente en estos últimos.

Esto se explica por una tendencia creciente en el mundo de firmar convenios entre Casas de Estudios. "Hoy existe una internacionalización de los estudios universitarios. Las universidades del exterior buscan tener convenios con la mayor cantidad de países porque eso es un valor en esta era de globalización", describió la directora de programas internacionales de la Universidad Torcuato Di Tella, Alex Markman, en declaraciones al diario Clarín en octubre pasado.

Las casas de estudios del país, tanto públicas como privadas, firman convenios con otras del exterior y suman a su oferta de grado y posgrado programas orientados al intercambio estudiantil. Algunos estudiantes optan por cursar la carrera completa, pero otros eligen esos programas para venir un semestre.

Según la Organización para la Capacitación y el Desarrollo Económicos (OCDE), la población mundial de estudiantes internacionales pasó de 2,1 millones en el 2000 a 4,5 millones en 2011, último año del que hay registros. La publicación especializada University World News proyectaba para el año pasado alrededor de 5 millones. Son datos que algunos países miran atentos, ya que la OCDE sostiene en su último estudio que "crece el número de estudiantes internacionales que se desplazan dentro de su propia región".

La Ciudad de Buenos Aires reporta seis mil millones de dólares de las exportaciones de servicios a nivel nacional. Es decir, un tercio. Y una porción notoria de esas exportaciones son servicios educativos. Esto lleva a que se elaboren estrategias para potenciarlo: "Hoy las ciudades no compiten por atraer industria sino por atraer talentos", sostuvo Marcos Amadeo, director de Comercio Exterior del Gobierno porteño. En octubre pasado, la administración capitalina organizó una ronda de negocios para la exportación de servicios educativos con agencias de turismo internacionales especializadas.

Para el Gobierno porteño, el crecimiento de Buenos Aires como destino de estudio no sólo prestigia la reputación académica de la Ciudad, sino que la firma de convenios y acuerdos internacionales impacta positivamente en la evolución económica del distrito e impulsa el turismo local y del país.

"Los extranjeros que vienen a estudiar a Buenos Aires son un fenómeno en crecimiento y con gran derrame económico sobre otras áreas. Buenos Aires cuenta con más de 30 instituciones educativas, entre Universidades, Casas de altos estudios y posgrados, ése es un gran diferencial a la hora de elegir una ciudad para estudiar", expresó Francisco Cabrera, ministro de Desarrollo Económico capitalino.

El funcionario explicó los motivos por los cuales es un punto elegido: "Para los europeos la Ciudad es relativamente barata, tiene gran vida nocturna y para los vecinos de nuestra región tiene, además, buena calidad educativa. Todos factores que hacen de Buenos Aires un destino joven y atractivo. El turismo educativo representa otra fuente de generación de riqueza para la Ciudad que tiene cada vez más impacto".

Centro Cultural Recoleta, en Barrio NorteSegún el Gobierno porteño, las disciplinas más buscadas por los estudiantes internacionales son las económicas -entre las que se destaca administración-, seguidas de las ciencias sociales, en especial las ciencias políticas. Más de la mitad cursa estudios de nivel universitario, principalmente programas cortos de uno o dos semestres, que de carreras completas.

El mayor flujo proviene de estudiantes latinoamericanos, siendo el mayor grupo los que llegan desde Colombia. Los procedentes de Estados Unidos son el segundo grupo en importancia, en tanto que de los europeos el país que más alumnos aporta es Francia. En general, se trata de hombres y mujeres con una edad media de 25 años.

Respecto a cuántos son y a qué Casas de Estudios van, la Universidad Abierta Interamericana (UAI), la Universidad Argentina de la Empresa (UADE), la Torcuato Di Tella y San Andrés dicen tener alrededor de un 10 por ciento de estudiantes de otras latitudes, mientras que la Universidad de Palermo, un 30 por ciento.

En el caso de la Universidad de Buenos Aires, que es la mayor del país, los datos del último censo, de 2011, arrojaron que un 4 por ciento de sus alumnos de grado -es decir, alrededor de 11 mil- y un 25 por ciento de los de posgrado -algo más de 2.100- son extranjeros. Encabeza el ranking de estudiantes internacionales en esta casa Perú, con el 25,5 por ciento; seguido de Bolivia, Brasil y Chile. Más atrás le siguen Colombia, Uruguay y Estados Unidos. ¿Qué estudian? El 19,9 por ciento de los estudiantes peruanos cursan en la facultad de Medicina; y el 12,6 por ciento de los bolivianos, Ciencias Económicas. El factor económico pesa fuerte: las carreras de grado en la UBA son gratuitas y la relación dólar o euro frente al peso les sigue conviniendo a los extranjeros.

Se trata de una "exportación intangible" que resulta redituable tanto para las universidades como al sector turístico y de alojamiento. En definitiva, se trata de dólares y euros que ingresan a la economía local.


German Engineering Jobs
Write a comment ...
Post comment
Cancel