El Síndrome Urémico Hemolítico impacta más en los chicos

Síndrome Urémico Hemolítico PrevenciónDos casos de Síndrome Urémico Hemolítico encendieron la alarma en un colegio privado de la localidad bonaerense de Adrogué: una niña de dos años murió y una compañerita del jardín de infantes se encuentra internada tras haber sido afectadas por esta enfermedad. Si bien no se ha logrado determinar con exactitud cómo la bacteria ingresó al organismo de las niñas, los médicos suponen que ambas habrían consumido un alimento mal cocinado, que es una de las formas de contagio más frecuentes.

Los casos fueron confirmados el jueves por Ana Laura Diz, representante legal del Colegio Irlandés de Adrogué, ubicado en el partido de Almirante Brown, que confirmó que las dos nenas concurrían a la sala de dos años del establecimiento. Y quieren echar por tierra la versión de que se intoxicaron allí al sostener que ninguna de las dos almorzaba en el comedor de la escuela.

La representante de la institución señaló que la nena fallecida comía en su casa, y "que muy rara vez" lo hacía en el jardín; en tanto que la menor que permanece internada en el Hospital Italiano de Buenos Aires llevaba la vianda desde su hogar. Y aclaró que las niñas no se intoxicaron durante un evento de la escuela llamado "sports", al haber ingerido hamburguesas, como había trascendido en un principio.

Si bien periódicamente trascienden a la opinión pública casos de esta enfermedad, aún hay un notorio grado de desconocimiento en torno a la misma. El Síndrome Urémico Hemolítico es una enfermedad que está ocasionada por una cepa específica de la bacteria Escherichia Coli, que produce lesiones en los vasos sanguíneos.

Afecta principalmente al riñón, aunque también impacta en el sistema nervioso central y el aparato gastrointestinal. Los síntomas con los que manifiesta en su etapa inicial son fiebre, vómitos y diarrea con sangre, irritabilidad, debilidad y letargo para evolucionar en una insuficiencia renal aguda. Se trata de una enfermedad que puede dejar secuelas e incluso llevar a la muerte, por eso es muy importante concurrir al médico de inmediato.

El Síndrome Urémico Hemolítico golpea a la población infantil, principalmente a los niños de hasta 5 años, por lo que los pediatras aconsejan prestar atención a la hora de cocinar los alimentos, en particular los cárnicos, como la picada, o las hamburguesas, pero también el pollo: no deben quedar vestigios rojos, para ello hay que cocerlas en una temperatura superior a 71 grados. Y hay que ser cuidadosos a la hora de manejar los productos, lavándose las manos al manipular las carnes si luego se va a estar en contacto con verduras para evitar la "contaminación cruzada". No hay que congelar productos que ya fueron descongelados y no cocinar hortalizas sin antes haberlas lavado. Hay que tener en cuenta también que la Escherichia Coli puede estar presente en la leche sin pasteurizar.

Conocidos estos últimos casos, el Ministerio de Salud de la Nación informó a través de un comunicado las recomendaciones e informó que "en el período 2005-2013, los casos de Síndrome Urémico Hemolítico mostraron una tendencia decreciente en el país, según los registros epidemiológicos" de la cartera sanitaria. "En 2005 se produjeron 464 casos de la enfermedad, mientras que en 2013 se registraron 355", precisó.
La correcta higiene es la clave para darle pelea a la enfermedad. Y es una tarea que tiene que darse tanto en casa como en los lugares donde se elabora y provee comida para que los casos, cada vez, sean menos y por ende, haya menos muertes y menos chicos que padezcan las secuelas que deja la bacteria una vez que ingresó al cuerpo.


German Engineering Jobs
Write a comment ...
Post comment
Cancel