Armenia: 1915, un siglo desde el genocidio

Armenios escoltados por tropas Turcas 1915

Este mes el genocidio armenio cumple un siglo. Entre un millón y medio y dos millones de armenios murieron entre 1915 y 1923 durante el gobierno de los Jóvenes Turcos del Imperio Otomano. Para entender un poco más del tema consultamos a Daniel Feierstein, que partió hacia Yerevan, la capital de Armenia,  para participar de los actos oficiales por la conmemoración del aniversario. Chapa no le falta.

 

Feierstein, sociólogo y doctor en ciencias sociales,  es presidente de la Asociación Internacional de Estudios sobre el Genocidio,  profesor titular de la cátedra Análisis de las Prácticas Sociales Genocidas en la Universidad de Buenos Aires y director del Centro de Estudios sobre Genocidio en la Universidad Nacional de Tres de Febrero.

 


¿Cual es la importancia del genocidio armenio?


Es importante en varios aspectos. Fue el primer genocidio del siglo XX en el que se configuró un estado a través del exterminio. En este caso el estado moderno de Turquía, al que llamó el estado ittihadista turco (por el partido Ittihad), que se constituye sobre una base confesional musulmana, con la eliminación de grupos no sólo armenios, sino también griegos, asirios y serbios, entre otros.  Fue el primer caso del siglo XX con esa estructura, pero existieron muchos casos previos en la Europa confesional, por ejemplo en España, el primer protoestado moderno de Europa. Así como el estado turco se creó sobre la base de reducir la diversidad cultural del imperio Otomano, cuatro siglos antes España hizo lo mismo con los grupos no católicos de la península ibérica. El genocidio moderno que aparece en los siglos 15 y 16 en España atraviesa prácticamente toda Europa. El estado moderno francés también se creó así, persiguiendo a los grupos cristianos no católicos.

¿Y por qué se habla del genocidio cometido por los turcos pero no del cometido por los españoles?

Lo que pasa es que el concepto de genocidio recién aparece después del genocidio nazi. Se tuvo que hacer un trabajo para atrás para certificar el genocidio armenio y en el caso de España habría que retroceder cuatro siglos: ni siquiera se ha abierto la discusión. Pero desde mi punto de vista sin dudas en España tuvo lugar un genocidio moderno. Al igual que el proyecto ittihadista y el proyecto nazi, utilizó el contexto religioso como herramienta para la constitución de su estado moderno, persiguiendo a grupos que no encuadraban dentro de esa homogeneidad identitaria. 

En estos días el presidente turco Tayyip Erdogan ha cuestionado la singularidad del genocidio armenio, argumentando que los turcos también han sufrido masacres y persecuciones.

Es el clásico argumento negacionista. Los turcos nunca fueron aniquilados. Lo que hubo fue un intento de resistencia durante la crisis que terminó con el imperio Otomano que causó la muerte de miles de turcos. Lo que hubo es una gran guerra, un imperio que se disolvía y varias potencias que tomaron ventaja de la situación para expandir su territorio en lo que hasta entonces era el imperio otomano. En la  Primera Guerra Mundial distintas potencias buscaron comerse pedazos del imperio otomano aprovechando su decadencia para avanzarle  territorialmente. Turquía usa el mismo argumento negacionista que usó el nazismo para justificar el aniquilamiento de judíos, gitanos y eslavos. Acusan a estos grupos de antialemanes y antigermanos, negando que formasen parte de la identidad nacional. Cuando los estados multiculturales entran en crisis, facilitan proyectos de identidad única que arrasan con la pluralidad.

¿Cuál es la diferencia entre estos genocidios modernos y los genocidios contemporáneos de la segunda mitad del siglo XX?

En la segunda mitad siglo XX se agregan como razones para el exterminio. El genocidio se convierte en una herramienta para modificar relaciones sociales incluso entre quienes ya tienen homogeneizada su identidad. O sea, una vez que barriste con la pluralidad podés usar el exterminio con otros fines. Es el caso de América latina y también de Indonesia o Camboya, donde los genocidios ocurrieron dentro de un mismo grupo étnico y religioso.

¿Cuáles son las consecuencias de los genocidios? 

-Lo importante que hay que entender es que el genocidio apunta a la identidad, a la noción de grupo. Se busca destruir un grupo, lo cual tiene una consecuencia muy distinta a cualquier otra violación de derechos humanos, porque es más persistente en el tiempo, sigue afectando las identidades hasta el día de hoy. Después del nazismo el discurso que lo condena paradójicamente sigue el presupuesto nazi de dos grupos: alemanes y judíos, europeos y judíos. Sin embargo los judíos eran una parte esencial de la identidad alemana, de la filosofía alemana, de la cultura alemana, y fueron fundamentales en la expansión del pensamiento alemán por todo Europa. El discurso armenio es similar: toma a turcos y armenios como identidades separadas. Sin embargo, tanto los turcos como los armenios eran partes esenciales de la identidad otomana. Los armenios entre otros grupos no musulmanes, son fundamentales para entender la historia del imperio Otomano. Por eso muchos discursos de condena al genocidio terminan realizando la ideología de los genocidas al aceptar la idea de identidades divididas. Es muy difícil para los hijos de las víctimas del genocidio armenio aceptar que son parte del otomanismo, que son parte de un proyecto común con los turcos.

¿Qué mensaje va a llevar a Yerevan? 

Que no caigan en el mismo error de cierta memoria judía del nazismo.  No hay que  mirar al genocidio con una mirada binaria, sino tratar de recuperar la pluralidad identitaria. En el caso de los turcos y los armenios, la pluralidad identitaria del imperio otomano. No va a ser un mensaje fácil de transmitir, espero que sea entendido.


German Engineering Jobs
Write a comment ...
Post comment
Cancel